En Georgia la maternidad subrogada se encuentra expresamente regulada y la legislación georgiana establece que los comitentes (padres con voluntad procreacional) serán los padres legales de un menor nacido mediante subrogación uterina.

 

MATERNIDAD SUBROGADA EN GEORGIA

¿Cómo funciona?

 

En Georgia la maternidad subrogada ó subrogación uterina está regulada expresamente.  En los últimos años han aumentado considerablemente los nacimientos por subrogación en Georgia debido a la seguridad legal que brinda, los menores costos en relación a Estados Unidos, y la posibilidad de que el tratamiento médico sea realizado por extranjeros de todo el mundo.

 

INFORMACIÓN SOBRE GEORGIA.

Georgia es un país soberano localizado en la costa del mar Negro, ​en el límite entre Europa y Asia Occidental. Geográficamente su territorio ha sido clasificado como euroasiático o como asiático​ dependiendo de la correspondiente convención, aunque cultural, histórica y políticamente, Georgia se considera como parte de Europa.  Posee una población de aproximadamente 4 millones de habitantes, su capital es Tiflis (Tbilisi), y el idioma oficial es el Georgiano.

Limita con con Rusia, Turquía, Armenia y con Azerbaiyán..

 

¿CÓMO ES LA MATERNIDAD SUBROGADA EN GEORGIA?.

La maternidad subrogada en Georgia se encuentra regulada legalmente, y existen procedimientos ya establecidos y probados para llevarla a cabo.

Encontraremos clínicas de reproducción asistida, con las cuales se acuerda la realización del procedimiento médico, y las cuales aportarán a la mujer gestante que cursará el embarazo del futuro bebé.  Normalmente dichas clínicas ofrecen distintos programas de maternidad subrogada, incluyendo o no intentos ilimitados de fecundación in vitro y transferencia embrionaria, y otros servicios médicos muy importantes.

También aportarán a una donante de óvulos adecuada, en caso de ser necesaria para el proceso.

Como en todo el mundo, en Georgia existen clínicas de reproducción muy reconocidas y profesionales, con gran experiencia.  Y otras clínicas altamente inseguras, sin experiencia, ni infraestructura.

Por ello, es de vital importancia, asesorarse adecuadamente antes de tomar una decisión, y contar con profesionales que controlen durante todo el proceso el estricto  cumplimiento de todo lo pactado por parte de la clínica de reproducción.

En Georgia pueden acceder a este tratamiento reproductivo los ciudadanos georgianos, y también los extranjeros de todo el mundo.  En nuestro caso, los latinoamericanos podemos realizar esta técnica de reproducción asistida sin problema en Georgia.

REGULACIÓN DE LA MATERNIDAD SUBROGADA EN GEORGIA.

La legislación en Georgia regula expresamente la maternidad subrogada, y establece (en resumidas cuentas) que la mujer gestante no puede reclamar la maternidad, siempre y cuando se cumplan los pasos legales que establece la ley. Se considera que un bebé nacido a través de la maternidad subrogada es hijo de los padres genéticos (comitentes o progenitores) desde que es concebido.

Luego del nacimiento del bebé, la pareja podrá inscribir a su bebé como hijo de ambos, en el Registro Civil Georgiano, sin que aparezca el nombre de la mujer gestante en la partida de nacimiento. 

Con posterioridad, y dependiendo del país de origen de los comitentes (padres genéticos o intencionales) deberán realizarse ciertos trámites legales para solicitar la ciudadanía de origen para dicho bebé recién nacido, y regresar a su país con él o ella. En estos trámites también se debe tener especial cuidado, ya que las legislaciones latinoamericanas son distintas, y si no se prevee adecuadamente la situación, pueden generarse graves conflictos con el reconocimiento de la ciudadanía del bebé al regresar a casa.

 

REQUISITOS DE LA MATERNIDAD SUBROGADA EN GEORGIA

Los requisitos más destacados que exige la ley para realizar un proceso de maternidad subrogada en Georgia son los siguiente:

a) Ser una pareja heterosexual.  Lamentablemente, las parejas de varones, de mujeres y hombres y mujeres solteros no pueden realizar este tratamiento en Georgia.  Como ventaja podemos destacar que no se requiere que la pareja se encuentre unida en matrimonio.  Pueden estar casados o no, ello es indistinto para la ley georgiana.

b) Al menos, el futuro padre comitente debe aportar su material genético.  Claramente es preferible que sean ambos miembros de la pareja los que aporten la carga genética del futuro bebé.  Pero si el padre comitente no puede aportar sus gametos, entonces el proceso no puede hacerse.

c) Debe existir una patología médica en la madre comitente que le imposibilite quedar embarazada, la cual se acredita con un certificado médico del país de origen, el cual es luego confirmado en Georgia por los médicos de la clínica de reproducción asistida.

De no cumplirse alguno de estos requisitos, entonces la ley georgiana no permite la realización del tratamiento.

 

RECOMENDACIONES

Georgia es una buena opción para parejas que cumplen con los requisitos legales, pero siempre se debe tener precaución.  Se requiere un adecuado análisis y siempre recomiendo contar con asistencia legal capacitada en todo momento para minimizar cualquier conflicto y estar seguros que cumplen con la ley.

Cualquier duda que tengan sobre la maternidad subrogada en Georgia, sólo escríbanme!!

Nos leemos!!

 

 

Dr. Juan Pablo Rojas Pascual

Abogado - Maternidad Subrogada

www.maternidadsubrogada.com.ar